domingo, 30 de noviembre de 2014

historias de mercado



Ayer no eché de menos a las ancianas que alardean de los cuantísimos botones que tienen en sus casas cuando ven mis collares. Ayer recordé a la madre de mi amiga que nunca cocina lentejas porque teme se le mueran sus seres queridos, ya fallecieron tres y el menú de esos días era lentejas.
Los avisos por teléfono llegaban despacio, tu tío está en urgencias , llámalo observación, parece micro infarto.No me encuentro bien, me dijo mi padre  por la tarde, el tío está en el hospital le conté, cuando termine la feria iré a verte ,colgué.
Cierro los puños, encojo la barriga , casi es diciembre, mis familiares se mueren en diciembre , que nadie me hable de si gusta o no la Navidad , me importa muy poco.