domingo, 22 de marzo de 2015

Historias de mercado 7



El vendedor de embutidos ibéricos tenía acento del este y ojos de color tormenta .El vendedor de embutidos ibéricos olía a un perfume francés que descubrí en Las Galerías Saint Hubert de Bruselas .El vendedor con perfume francés, como todos los perfumes ,me ayudó a colgar las lamparitas con una cuerda y un palo para iluminar mi puesto. Sólo yo descubrí como olía cuando nos despedimos hasta el próximo mercado .