martes, 30 de diciembre de 2008

A veces, nos resistimos con fuerza a olvidar



"No es posible descuajarnos la piel y dejar de ser lo que ya somos, lo que hemos sido y probablemente seremos producto de haber simplemente vivido" CLAUDIA B.

RIZOMA

Mientras el poeta asturiano hablaba de tareas, hilé, inconcientemente , las palabras que nadie vio en la servilleta del bar: La tarea de mi coño es añorarle .

3 comentarios:

norberto dijo...

¡¡Pobre “nallu”!! Él con su vocecilla ataráxica y tú… ¡pensando esas frases! Luego dirán que Asturies es Asturies y lo demás tierra conquistada. Me escribe eso una mujer y me descuajo, ¡qué pasada! ¡Me “rizomo” más que Guattari y Deleuze! Que me quedo en pelota picada en to lo alto de las “mil mesetas”

EL hueso de la cereza dijo...

“Cualquier elemento puede afectar o incidir en cualquier otro “
“…no hay puntos centrales” pero es desde el centro
donde le echaba en falta .

Te dejo una chaquetica para el "desnudeo mesetil"

Isa.

norberto dijo...

¡nohay!¡hala maña!
Tres novelas cortas o... "¿qué ha pasado?" y cuando estes ahi, "La pareja, el doble y el clandestino" y verás como es de chulo eso del rizoma.
¡me encanta tu chaquetica! y ya de paso...¿unos calcetinicos de lana?