lunes, 9 de noviembre de 2009

De Poesía en la margen

Isabel Izquierdo (LOS MURCIÉLAGOS COMEN MARIPOSAS Y QUÉ ) publicable



El tocanubes me dijo que no viera, y obedientemente
invidente le poseí por páginas y esquelas.

Las alas de los pájaros nos tocaban los hombros,
éramos murciélagos comiendo mariposas.

5 comentarios:

el afiliao dijo...

Pero…¿los murciélagos no son vegetarianos? O las mariposas, estas, ¿son una metáfora? en todo caso el epigrama es inquietante y misterioso. Una vez más, hermoso.
Un honor ser su lector, porque su amigo no puedo ser porque no me gusta Viginia Wolf, y claro yo nunca podría decir que Isa como la tal Viki dirá que… en fin nunca dejo de ser el tocapelotas que todos mis amig@s saben que soy .
El afiliao

Alberto dijo...

Va a ser que la has probado poco, o la has cocinado mal (a Virginia Wolf, se entiende).
Ah, y el titulo de tocapelotas ni se te ocurra disputarmelo, tamos?
;)

EL hueso de la cereza dijo...

A ver ,niños!!! No riñáis. Los dos podéis ser muy tocapelotas si queréis!!!

Vale??!!

Alberto dijo...

No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
Yo seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase
No seré impertinente en clase

el afiliao dijo...

¡Esto es lo que más me gusta de este blog, la sangreeeee! Claro está si no se enfada la seño. Master Salas, cocinarla no sé si la he cocinado bien, pero comérmela me la he comido, con el tomate frito Orlando “cuateee aquí hay tomateeee” en Londres estuve y con Miss Dalow… no sé cómo se escribe, me fui de burina y termine mareado de tanta ¡Hola! Sé que es un ícono pero no me puedo sustraer a ser iconoclasta, en ocasiones, pero en el fondo es que no la trago. Ese puntito de obcecación y rebeldía que nos queda a los tocapelotillas, ser el gran tocapelotas ni me atrevería a disputártelo, ¡con el genio que gastas!
Siempre con admiración y cariño a la seño y a ti
El afiliao