lunes, 31 de mayo de 2010

Eight Seasons

Me recomiendan unos amigos "Eight Seasons" (Las Ocho Estaciones) donde se van intercalando las 4 estaciones de Vivaldi con las cuatro estaciones de Piazzola., pero no explican la audición en lunes.

En lunes, padecen las almas ,fisuras de gas y están tan sensibles al influjo exterior que todo las altera. No se puede ni se debe dejar escuchar a Piozzola un lunes, Incauta , había empezado por el invierno, muy brava yo, viendo el panorama me pasé al verano y después al abandono .

Yo venía de una semana glamurosa, había descubierto la masilla para madera , mi tercer descubrimiento en el bricolaje , el ranquin de favoritos sigue así: taladro o blakanddecker , pistola de silicona (blanca) y masilla para madera , y como digo me sentía confortada , El domingo ,como casi todos los domingos del mundo y de final de mes ,trajo nudos y ruido sin devanar .

No ha sido mi intención de intrepidez escuchar el cd , eran ganas de irme a otra parte , quizás lejos , pero el efecto ha sido rebote y me ha tirado de nuevo en esta silla ,en la casa del clon.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno , donc , que como no sé de que las va este sitio, ni cuales son los temas que estan permitidos.
Esta será una saeta al azar con chances mínimas de dar en diana.
Creo o me parece conocer a la moderadora del sitio, lo cual es tan discutible, como si afirmara que me conozco cabalmente a mi mismo.
Las 4 estaciones de Piazzolla no las he escuchado aún, pero para mi gusto hasta hoy no hay como Libertango .
Cruzo los dedos para que no borren mi comentario.

Alber dijo...

Recuerdo un disco de Piazzolla en el que, entre canción y canción, el tanguista cuenta que cuando empezó a adentrarse en su particular forma de tocar y componer, los críticos decían despectivamente que "no entendían" su música. Piazzolla repone entonces que no les faltaba razón. Que de hecho ni siquiera él mismo entendía muy bien el qué es lo que estaba haciendo, o a dónde le podía llevar.

Luego me he acordado de un cuento infantil del gran Gianni Rodari: "El camino que no iba a ninguna parte". Es muy largo para ponelo entero. Empieza así:

"A la salida del pueblo había una bifurcación con tres caminos: uno iba hacia el mar, el segundo a la ciudad y el tercero no iba a ninguna parte.
Martín lo sabía porque se lo había preguntado a todos y todos le habían dado la misma respuesta:

-¿Ese camino de allí? No lleva a ninguna parte. Es inútil ir por él.
-Y, entonces, ¿por qué lo hicieron?
-No lo hizo nadie, siempre ha estado ahí.

Era tan obstinado que comenzaron a llamarlo Martín Testarudo, pero él no se lo tomaba a mal y seguía pensando en el camino que no llevaba a ninguna parte. Cuando fue lo bastante mayor, una mañana se levantó temprano, salió del pueblo y, sin darle más vueltas, tomó el camino misterioso siempre adelante."

Alber dijo...

Por cierto, razón tienes.

Yo sólo he conocido lunes buenos en épocas de enamoramiento, que es como vivir siempre en sábado.

Los demás lunes, defectuosos y de mala calidad. Que me devuelvan todo ese tiempo echado a perder...

EL hueso de la cereza dijo...

¿q es donc?
¿De donde eres comentarista cruzador de dedos ?
y desde donde has llegado a la casa del clon?
Ya he escuchado LIBERTANGO , genial: http://www.youtube.com/watch?v=RUAPf_ccobc