miércoles, 20 de enero de 2010

Dedicado a un evanthropus antes de trabajar : cosas de Carlos Edmundo de Ory

Yo nunca ví esa eva de Ory en mi amigo , en el vi cosas,si, pero no debí mirar bien ,pq si dentro hubo eva o maría ...me la comí toda .



“Si tuviera un caballo en vez de una metáfora
Si callara mi boca como calla la luna
Volaría lejos de tanta tristeza
No escribiría ni una sola línea”



“Suspira con educación
quita la mano de la oreja
lee despacio mi alud de cuentos de hadas
que has abierto un baúl de hechicería. “



AL NORTE WALT WHITMAN- AL SUR CESAR VALLEJO.
Yo soy el limpiabotas del verbo.
Las manos son las paginas del Ser.
Mis Maximas son Minimas.
SOLO LO EXTRAÑO ME ES FAMILIAR.
La Risa es el Sexo del Alma.
Pienso luego vacas.
Todo es huevo bajo el sol.
Desconocete a ti mismo.
y yo: Desconectate de ti mismo.
La poesia es un vomito de piedras preciosas.

Dios, te lo ruego, cree en mí.
Cada hombre lleva consigo un propia Eva. Somos evanthropus.
Dijo un niño autista: “ Cuando perdemos nuestro reino, perdemos el equilibrio”
Lo peor es cuando el alma se nos llena de hormigas.
Mientras suenan los cañones, callan los poetas : “ inter arma silent musae”
En las estrellas cuelgan nuestros calcetines cuando soñamos.
Errare, divinum est.
Hay llantos sin lágrimas y lágrimas que no son llanto.
Actos extremos de la boca: el beso y el escupitajo.
La poesía es un crimen de lesa realidad.
No digo palabras, hago palabras.
Estoy a punto de vivir.
Besos comunicativos.
La muerte no se acaba nunca.
Si Dios no existe, no se lo perdono.
Mis máximas son mínimas.
A mi me gustan los que titubean, no aquellos que hablan con desparpajo.
Gracias a los ricos, hay pobres, desgraciadamente.
Ser noche: anocheser.
“Te llama Caín ¿Le digo que no estás?”
¡Qué poco original es el pecado original!
Las palabras son el rubor del silencio.
Yo soy el mensajero de la flor y nata del misterio.
Es una vergüenza que vivamos todos los dias.
¡si viniera la muerte como una bicicleta sola!



(muchos de estos aerolitos estan sacados de los ultimos que incorpora la antologia"MUSICA DE LOBO", editada por Galaxia Gutemberg)





En la obra de Ory lo cómico, lo grave y lo lúdico se suceden e imbrican, en ocasiones dentro de un mismo poema. “Lo mismo soy sublime que grosero” reza una de sus composiciones, en lo que puede tomarse como una significativa declaración de intenciones. Se alterna el afán por el juego con la gravedad y la hondura líricas, a menudo enmarcadas en un ambiente nocturno. Se trata, asimismo, de una poesía marcadamente musical. En consonancia con ese carácter “introrrealista” apuntado, la escritura se sustenta en buena parte en imágenes fuertemente imaginativas y en el tamiz que la interioridad otorga a los acontecimientos del exterior. Gracias a la influencia de la figura paterna la impronta del modernismo no es desdeñable en la poesía de Ory. Aunque el vanguardismo marca gran parte de su producción, el escritor no ha desdeñado el cultivo de moldes tradicionales como el soneto, y una muestra representativa de ello la constituye el libro Soneto vivo, publicado en 1988. Juan R. Vélez

2 comentarios:

EL hueso de la cereza dijo...

interesante:
Diario de un Dragón ,Bitácora del escritor Leo Zelada

Miguel Mora, en el diario El País (31-10-2003) entrevista a ORY

http://leozeladabrauliograjeda.blogspot.com/2008/01/carlos-edmundo-de-ory-habla-un-genio.html

Alberto dijo...

No sabía que Ory era aficionado a dibujar. Cómo me gustaría ver alguno de esos dibujos que menciona en la entrevista. En gugel no he encontrado nada.

A mí también me gusta la gente que titubea, aunque... ¿y si me equivoco?